Menú Cerrar

Problemas de comportamiento asociados al déficit de procesamiento sensorial

Próximas fechas y localizaciones

FECHAS 2023

  • Madrid días: 4 y 5 de marzo
  • Madrid días: 7 y 8 de octubre

Próximas fechas y localizaciones

FECHAS 2023

  • Madrid días: 4 y 5 de marzo
  • Madrid días: 7 y 8 de octubre

16h
(2 días de seminario)

9.00h a 18.00h

Jaime Vidal y
Eli Hinojosa

Presencial Precio 140 €

Precio ON LINE:
80€*

*Descuentos para asistentes a otros cursos/seminarios. Consultar precios.

Temario

En este seminario revisaremos en profundidad el tema, incluyendo cómo identificar los problemas de procesamiento sensorial y cómo diseñar una terapia efectiva, en cuanto a sesiones, material, objetivos y actividades a realizar. Terapias aplicables no solo en un centro canino, también adaptables para realizarlas en casa.

Es importante a la hora de tener un perro equilibrado, libre de problemas, una serie de factores que son causa u origen de alteraciones emocionales que se traducen en problemas.

En los últimos 30 años hemos podido comprobar la efectividad de tratar los problemas desde su origen, no desde el punto de vista de premiar o castigar una conducta, sino de trabajar sobre la causa de ese problema.

Los perros son excelentes en su comportamiento, la naturaleza es muy sabia y la mayoría de los comportamientos son correctos y cumplen con funciones adaptativas. Los perros no se equivocan en sus conductas, simplemente cuando el comportamiento de los perros no es correcto, detrás siempre hay una causa que impide que el perro se pueda expresar de manera natural y también impide lo que el perro quisiera; no tener problemas de comportamiento.

Cuando las circunstancias no son correctas, el comportamiento tampoco lo será y aparecen los problemas. Las causas más frecuentes las hallamos en el miedo, el estrés, el aprendizaje de situaciones que superaron a los perros y se traducen en traumas, la falta de comunicación, la perdida de habilidad social, el dolor, la enfermedad, etc.

Pero en estos años hemos encontrado frecuentes casos que pese a responder bien a la reducción de estrés/miedo, y las consiguientes mejoras de su conducta, a menudo seguían viéndose superados por situaciones que ya habían familiarizado, como si cada vez que suceden fueran nuevas. Y también en otros casos, pese a las mejoras, el perro seguía teniendo una autoestima muy baja y no se veía capaz de avanzar en la gestión de muchas situaciones.

Entonces decidimos empezar a incorporar en esos casos una herramienta valiosa dentro del tratamiento holístico de los problemas de comportamiento: la terapia de integración sensorial.

En nuestro centro venimos trabajando, hace años, con terapias de integración sensorial. El diseño de las actividades por parte de Eli, para proporcionar bienestar y reducir el estrés que conlleva un centro canino, giraba alrededor de la experiencia sensorial, trabajando todos los sentidos de los perros en sus paseos.

El resultado es impecable, podemos presumir de un centro canino bajo en niveles de estrés. Por ello la reflexión fue “¿y si los problemas recurrentes de muchos perros nacen en un problema de procesamiento sensorial, no son capaces de integrar la información de sus sentidos externos con la información que le proveen sus sentidos internos y por ello no pueden modular sus respuestas de forma adecuada a cada situación, porque siempre acaba incrementándose su estrés en esas situaciones? ¿Existen perros, al igual que algunas personas, altamente sensibles frente a la información sensorial que reciben y por ello se ven sobrepasados siempre?  ¿Podemos extrapolar muchas actividades de integración sensorial que realizamos en nuestro centro a las terapias de comportamiento a domicilio? ¿cuál será su efecto en los perros tratados?”

Para dar respuestas a estas cuestiones, necesitábamos trabajar en ello varios años con distintos casos, no bastaba con experimentar con un perro y ver mejoras, para afirmar que los problemas de algunos perros nacen en el procesamiento sensorial y que sólo mejoran si realizamos una terapia de integración.

Hoy en día, ya con la experiencia adquirida con muchos casos y durante mucho tiempo, podemos afirmar que sí, varios problemas de comportamiento se originan por un déficit de procesamiento en la información que el perro recibe a través de sus sentidos internos y externos, por ello el diseño de una terapia “perronalizada” será lo que garantice el dejar atrás muchos de esos problemas.

PROBLEMAS DE COMPORTAMIENTO ASOCIADOS AL DÉFICIT DE PROCESAMIENTO SENSORIAL

  • Los sentidos del perro, olvidamos los más importantes.
  • La funcionalidad no basta sin procesamiento e integración.
  • Perros con hipersensibilidad sensorial
  • Qué es la integración sensorial.
  • Posibles problemas asociados a déficits de procesamiento de información sensorial (reactividad, agresividad, estrés, hiperactividad, miedos y perros que siempre pasean acelerados con tensión de correa)
  • Ejercicios para aprender a observar y diagnosticar cuando estos problemas pueden guardar relación con problemas de procesamiento.
  • La integración sensorial terapéutica. Abordar la raíz del problema una vez diagnosticado, imprescindible en casos de perros que no están mejorando en sus problemas y en su estrés.
  • Los sentidos más importantes a trabajar en la terapia de integración.
  • Cómo planificar sesiones de terapia de integración sensorial. Ejercicios adecuados a cada problema. Materiales necesarios para la creación de experiencias sensoriales adecuadas. Ejercicios prácticos con distintos diseños según cada perro.
  • Los beneficios de la terapia. Qué produce en el perro y cómo influencian estos beneficios en sus problemas.

Certificaciones

Todos los asistentes tendrán el CERTIFICADO DE ASISTENCIA al curso.

Información adicional:

Plazas limitadas. Puedes asistir con tu perro al curso y si tiene algún problema de comportamiento, aprenderás a tratarlo.

La asistencia con perro será previa reserva y en riguroso orden de inscripción. Se valorará en cada caso la asistencia de cada perro en cuanto a días del curso, para preservar el bienestar del perro, así como el bienestar de otros perros asistentes al curso. Es comprensible que en una sala no pueden asistir al mismo tiempo varios perros con problemas de comportamiento.

Formulario para apuntarse

“Dejar de dar tirones o dejar de chistar a un perro no es ser radical en el positivismo, es entender lo que es un castigo” – Frases de un perro disfrazado

¿Quieres preguntarnos algo?

No lo dudes y ponte en contacto con nosotros para cualquier duda que tengas